Entradas populares

miércoles, 28 de julio de 2010

La arquitectura Nazi, parte I



Un breve recorrido en partes  a través de este curioso estilo arquitectónico, que  quiso representar fallidos sueños de una supuesta grandeza.


El régimen Nazi buscó mostrar una imagen de fuerza y supremacía a través de la propaganda. Y la arquitectura no fue la excepción, de hecho instauró un estilo monumental y absorbente. Dicho estilo estaba inspirado en el clasicismo romano, pero exagerado; desnudándolo, al quitarle los decorados, para mostrar las fachadas desnudas que descubrían elementos crudos. “Clasicismo Desnudo” fue el nombre que se le vino a dar a este estilo arquitectónico.

Una característica fundamental de la arquitectura del III Reich, fue la inclinación por los grandes tamaños: obras monstruosas, colosales que estaban diseñadas para intimidar y convencer a los espectadores de quién era el que mandaba.


Elementos crudos, grandes tamaños y exageración del antiguo estilo 
clásico de los romanos, son algunos de las características de
 la arquitectura del III Reich.


Germania o  Welthauptstadtl, la capital del mundo.

Hitler soñaba con gobernar a Europa  y para eso concibió, junto con su arquitecto favorito Albert Speer, la capital del mundo. Las ilustraciones y planos  de lo que sería esa imaginaria ciudad han sobrevivido hasta hoy, lo que nos permite apreciar como sería su aspecto.


Un gran bulevar de 4.53 kilometros de longitud, llamado Prachtstrasse (“Calle de la magnificencia”), era el eje principal de la ciudad. Al estaba rematado  por un gigantesco arco de 122 metros de alto, capaz de albergar completo el Arco del Triunfo  de París; y al norte, por un monstruoso edificio  abovedado llamado Volkshalle (“Salón de la gente”) que debía tener 213 metros de alto y 244 de diámetro, capaz de albergar 180.000 personas en su interior. De haberse construido podría contener en su interior un edificio de 45 pisos y, de seguro, se habría convertido en el espacio cerrado más grande del mundo.


Magnifica ilustración en la cual, se aprecia un detalle 
del gigantesco Volkshalle (“Salón de la gente”) Nótese que sólo 
se aprecia tres  decorados (las tres figuras de tamaño ínfimo teniendo 
en cuenta las dimensiones  del edificio) 



El Volkshalle , representa la figura del líder supremo ( el Furer) que, divinizado como el caudillo supremo que regirá los destinos de Reich, está en contacto con el pueblo. Un pueblo, fanatizado y seducido por la propaganda nazi.

Su estructura de gran volumen, de exteriores macizos y carentes casi en su totalidad de adornos y estatuas, emergen ante el espectador atónito como una gigantesca mole impulsada por la fuerza y la autoridad del régimen.

Otra vista de este curioso proyecto que no llegó a construirse. Nótese las 
dos gruesas columnas que acompañan a lado y lado la cúpula: son 
volúmenes “desnudos”, castizos que más que todo, intentan
 mostrar monumentalidad y poder.



El Volkshalle , fue inspirado en el Panteón de Roma  
( aunque este último, considero yo, mucho más hermoso)









No hay comentarios:

Publicar un comentario